Cremosa leche o lechada de coco con 2 ingredientes, ¡la más fácil de hacer!

Haz tu propia leche de coco en 5 minutos con 2 ingredientes. Económica, sencilla y deliciosamente cremosa.

Si estás convencido de que las lechadas son una mejor opción a la leche de vaca, espera a que leas esta sencilla receta para elaborar leche de coco.  Es mucho más económica que la lechada de almendra  y fácil de hacer. Haz tu propia lechada de coco,  ¡sólo necesitas 5 minutos para hacerla! (Y coco rallado, claro.)

Ingredientes

  • 1/2  litro de agua filtrada
  • 1/2  litro de agua filtrada muy caliente (antes de que hierva está bien)
  • 1 taza de coco fresco rallado (¡atención! fíjate que el coco sea fresco, el coco viejo se ve de color amarillento o café) Y recuerda que orgánico siempre es mejor 🙂

Equipo

  • Licuadora
  • Bolsa  especial de malla de nylon para lechadas o colador y tela “manta de cielo”.
  • 1 jarra o frasco grande para colocar la leche

Instrucciones para la lechada

  • Coloca el coco fresco en la licuadora seguido de la primera mitad de agua muy caliente.
  • Licúa por 2 minutos comenzando con la velocidad baja e incrementando poco a poco.
  • Agrega el resto del agua filtrada y licúa por un minuto más.
  • Vierte el líquido en la bolsa, deja que escurra un poco y exprime.
  • Asegúrate de exprimir bien para sacar la mayor sustancia posible.
  • Te va a quedar una masita, a esto le llamaremos el subproducto, guárdalo  en el refrigerador.
  • Guarda la lechada en el refrigerador hasta 4 días.

Ahora que viste lo sencilla que es de hacer, ¿qué esperas?

Lo que debes esperar de esta delicia

La leche de coco es absolutamente deliciosa, tiene una consistencia cremosa, densa y el hecho de que es completamente blanca la hace muy apetecible a la vista.

En cuanto al sabor, está muy lejos del agua de coco, es más una bebida cremosa y con un tono bajo de coco.  Úsala en tu café de la mañana, en un plato de cereal, en cualquier receta que pida leche en sus ingredientes, fría o caliente es una bebida verdaderamente deliciosa.

El subproducto lo puedes utilizar para tus licuados, en el cereal o secarla para hacer harina de coco. Esta última es una gran alternativa para empanizar alimentos o hacer bocadillos.

Recuerda que puedes endulzarla, darle sabor a vainilla, chocolate o fresa. Revisa la receta de lechada de almendra para saber cómo hacerlo.

Nota: como tu lechada de coco no tendrá ningún conservador o químico, al enfriarse en el refrigerador, se separará en dos partes. Lo que verás como una capa en la parte de arriba es el nutritivo aceite de coco, puedes quitarlo y usarlo para cocinar si te molesta tenerlo en la jarra. De hacerlo así, la leche tendrá una consistencia más líquida. Si no deseas quitar el aceite de coco puedes usar un cucharón para romper la capa y licuar nuevamente en la licuadora antes de servir. O para hacer menos tiradero te recomiendo una batidora de mano y así la puedes introducir directamente a la jarra y licuar antes de usarla. No es necesario volver a colar.

BENEFICIOS DE NO CONSUMIR PRODUCTOS LÁCTEOS

Reducir la ingesta de productos lácteos puede beneficiar a cualquiera. Ya sea porque seas sensible a la lactosa (azúcar de la leche) o a la caseína (proteína de la leche aún presente en productos deslactosados). O porque quizás te has dado cuenta  que ya no tienes el metabolismo que disfrutaste a tus quince años y que necesitas tomar otro tipo de decisiones alimenticias. También puede ser que te parezca despreciable el proceso de elaboración de productos lácteos. Y si no (shame on you!) Cada persona decide reducir o eliminar esta ingesta en diferentes etapas de su vida y por diferentes razones. Sólo hay una variable constante: los beneficios de una dieta baja o nula en productos lácteos son numerosos y se reflejan inmediatamente en  nuestro organismo.

En un mundo ideal  el concepto de producto lácteo ni siquiera formaría parte de nuestro conocimiento colectivo puesto que el único producto lácteo al que deberíamos de tener acceso libre es la leche materna al nacer.

Sin embargo, los malos hábitos mueren difícilmente y las lechadas (leche hecha a partir de nueces o en este caso de coco) hacen la dieta más interesante y nos permiten disfrutar de cosas a las que estamos acostumbrados sin los efectos secundarios físicos o morales de la leche de vaca.

¿Por qué prefieres la leche de coco? ¿tienes alguna receta que quede deliciosa con leche de coco? ¡compártela!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s